La villa de Biescas está situada a 875 metros de altitud, sobre un antiguo valle glaciar, extendiendose a ambos lados del río Gállego.

Posee dos barrios bien definidos:  El Salvador (en la orilla izquierda), dominando todo el pueblo y  San Pedro (en la orilla derecha), ambos presididos por las iglesias que les dan nombre.

Biescas ha gozado siempre de una situación geográfica privilegiada, en la encrucijada de calzadas romanas, caminos reales y vías de comunicación hacia los Valles de Tena y del Ara.  Hoy Biescas se ha transformado  en un atractivo centro de ocio y de actividades deportivas.

Los servicios de los que dispone y su entorno natural permiten, tanto a vecinos como visitantes, disfrutar a lo largo de todo el año de un paraje natural y de una estancia placentera.

Las fiestas de la localidad tienen lugar el 13 de junio en honor a San Antonio (fiestas menores) y del 14 a 18 de agosto, festejando a la Virgen, San Roque y Sta Elena.

Anuncios